Muchos son los elementos que se fabrican con forja artistica en Madrid, pero unos de los más tradicionales son los buzones rústicos. Cada vez se ven menos por los portales, pero lo que es cierto es que se usan con gran frecuencia como elemento decorativo en los hogares.

En este post queremos explicarte cuál es el origen de estos buzones fabricados con forja artistica en Madrid.

Los primeros buzones empezaron a fabricarse a mitad del siglo XIX, cuando todavía no habían conocido las entregas de carta en buzones, ya que el cartero entregaba la correspondencia en mano. Estos carteros cobraban cuando la persona recibía la carta, por lo que no tenía sentido el buzón.

Hasta que no aparecieran los que hoy denominamos como sellos, los buzones no empezaron a tener utilidad. Al poder pagar el envío en el inicio, los carteros podían dejar la correspondencia en este elemento, estuviera o no el destinatario.

Ya a partir del siglo XX se empezó a obligar a determinados propietarios a contar con un buzón en sus residencias, de manera que la fabricación de estos se vio incrementada.

En la actualidad, todos tenemos un buzón, pero en cuanto a los rústicos, se les presta más atención como elemento decorativo. Ya no solo los elegimos como una herramienta donde puedan depositar las cartas, sino como parte de la decoración de nuestro hogar.

Los buzones rústicos pueden estar fabricados de diferentes materiales, pero los más originales son los metálicos, que se elaboran con forjas artísticas. Esto les hace obtener un diseño rústico, ideal para decorar la casa.

Desde Forja Artesanal Hnos. González Marrón podemos ofrecerte este tipo de buzón y otros elementos más, todos fabricados con forja artística y artesanal. Nuestros profesionales te atenderán de la mejor manera, asesorándote en todo lo posible para que aciertes con tu pedido.