Cómo limpiar muebles de forja

Cómo limpiar muebles de forja

Los profesionales de la forja artesanal León somos conscientes de que muchos de los muebles de forja tienen un importante papel decorativo y, por ello, es necesario que estén limpios y luzcan como nuevos durante toda la vida.

Los balcones y barandillas exteriores de hierro forjado están expuestos a muchísima suciedad y mayor deterioro que los muebles de forja que tengamos dentro del hogar, por lo que necesitaran de una limpieza más exhaustiva. Las barandillas se enfrentan a un riesgo de deterioro constante, pues la mayoría de ellas tienen salida a la calle donde la sociedad es mayor como consecuencia de la contaminación. Pero a su vez, una reja de un balcón bien limpia y lucida da un aspecto de mayor categoría a la casa.

Como experto profesionales en la forja artesanal León, podemos afirmar que limpiar la forja no es una tarea complicada. 

Normalmente vamos a tomar dos recipientes, uno de ellos lo llenaremos solo con agua tibia y en el otro vamos a verter una mezcla de agua con el detergente o producto de limpieza que suelas utilizar en la higiene cotidiana del hogar. En un primer momento tomamos un trapo o esponja y lo empapamos de agua, pasamos este paño por el mueble o la barandilla que queramos limpiar recorriendo la forja y frotándola con movimientos circulares. Hacemos una primera pasada con el trapo o paño mojado en el cuenco que solo tiene agua y después hacemos una segunda pasada por el mueble de forja, pero esta vez, empapamos el paño en el cubo que tiene agua mezclada con detergente. Para la suciedad que se haya incrustado en los espacios más pequeño usaremos un cepillo de cerdas gruesas. 

Desde Forja Artesanal Hnos. González Marrón os recordamos que lo ideal es mantener cierta rutina y realizar la limpieza periódicamente, como con cualquier otro elemento del hogar.

haz clic para copiar mailmail copiado